Sus clientes no son “una aventura de una noche”. Son peces dorados

Hable con sus clientes

¿Una aventura o una relación duradera?

Lograr una venta es algo muy emocionante.  Cuando alguien cree en uno, en el producto y paga por lo que se les ofrece. Y, vamos, ganar dinero se siente bien. Muy bien.

Siempre vamos a querer ganar más dinero, de forma rápida y al mejor costo. Cada cliente sería una aventurilla.

Una vez ganada la venta puede dejar ir a su cliente. Y no preocuparse por saber qué más le pasa. Dedicarse a atraer otras personas. Puede preocuparse por mantener una buena imagen en internet. Que crezca su presencia y más personas quieran comprarle.

Pero sabe, debería preocuparse porque sus clientes vuelvan.

¿Por qué sus clientes deberían regresar a su sitio?

La recompra es lo más importante, para un vendedor. Especialmente si se trata de ventas en línea. La competencia por atraer personas es muy fuerte. No sólo debe preocuparse por sus competidores.

En Internet hay muchas, muchas cosas que llaman la atención. Prácticamente está hecho para que descubramos cosas nuevas siempre. Ahora más que nunca la capacidad de estar atento es muy pobre. Gracias al uso de smartphones nuestra capacidad es de apenas 8 segundos… ¡Es menor que los 9 segundos de un Pez Dorado!

Atención de menos 8 segundos

Umm… ¿qué?

Pareciera que es más fácil volver a pensar en esa aventura de una noche y buscar a alguien más.

Pareciera.

Pero a la larga es mucho más costoso tener clientes que no son fieles. Porque implica gastar una y otra y otra vez en publicidad para una sola persona que se va a ir.

Como escribí en otra ocasión, los clientes que usted retiene le darán más ganancias en el futuro. El 80% de sus ganancias futuras, para ser exactos.

Hable con sus clientes

Hable con sus clientes

Utilice cualquier medio digital

La situación no se ve nada bien, ¿verdad? Sin embargo, las personas que se convirtieron en clientes ¡ya una vez nos compraron! Hubo algo que le llamó la atención. La aventura ya fue. Es el momento de la relación.

Aquí es donde está el truco. No se trata únicamente de lograr la venta. Se trata de satisfacer a su cliente. Sin olvidar el poco rango de atención que logra tener.

No hay que esperar a que sus clientes vengan hacia usted. Cambie la perspectiva. Vaya hacia a sus clientes. Conózcalos, relaciónese con ellos. Que se den cuenta que usted no sólo quiere su dinero. También quiere su confianza.

En una sola palabra: comuníquese. Hable con sus clientes. El inicial objetivo no es que le compren (que vuelvan a ser una aventura de una noche) sino ganarse su confianza. O más aún: enamore a sus clientes.

  • No les prometa “que los llamará”. Hágalo, en serio.
  • Utilice el correo electrónico, redes sociales o cualquier otro medio para mantener contacto.
  • Ofrezca promociones exclusivas a sus compradores.
  • Ofrezca productos relacionados que mejoren o hagan única su experiencia de compra
  • Recuérdeles aquello que les da que otros no lo hacen.
  • Hable sobre los beneficios que sus clientes obtendrán de su producto o servicio.
  • Coménteles qué otras cosas pueden hacer con los productos o servicios que obtuvieron.

“Eso se le decís a cualquiera”. O de por qué debe segmentar

Hable con sus clientes

El mensaje adecuado para mantener la atención

Precaución. Hablar con sus clientes puede hacerlos sentir especiales siempre y cuando parezca que sólo se dirige a ellos.

Si el mensaje enviado se siente como despersonalizado. Si pareciera que va dirigido a un grupo masivo en el que se mezclan todos sus públicos, hablar con ellos no será buena idea.

Avinash Kaushik, gurú de la analítica de Google lo dice muy claro:

“Segmente o muera”

Entonces, ¿cómo evitar ser una aventura? Con una comunicación especializada. A partir de la comprensión de las necesidades, gustos y comportamientos de sus clientes.

Una buena comunicación, además, superará la poca atención de sus clientes. Y dirigirá los mensajes necesarios que permitan una mayor tasa de conversión y de ventas.

El Retorno de Inversión (ROI) será mucho más pronto. Por lo que empezará a ver ganancias en un corto tiempo.

Como último, recuerde, hable con sus clientes. Es decir, escuche lo que tienen que decirle. Nada peor que estar en una “conversación” donde no se puede hablar de vuelta.

 

¿Cuáles otras razones le motivan a que hable con sus clientes? Cuénteme en los comentarios, me encantaría conocerlas.

Adrián Solís

Adrián Solís

Escribe desde que le enseñaron porque le gusta. Dice ser publicista y psicólogo. Ha producido para radio, investigado sobre la locura y también baila feo. Le gustaría perderse en Estambul. Funciona con café.
Adrián Solís