Crear una experiencia más allá de la página web

El diseño web está cambiando se aleja de hacer sitios que sólo se vean bien. El proceso ahora se enfoca en la Experiencia de Usuario (User Experience, UX) y su relación con la Interfaz de Usuario (User Interfaz, UI).

Crear un sitio que se disfruta y que sea vea bien: esa es la clave para que sea efectivo.

Es muy común escuchar “tengo una página web y no me sirve. Atraigo muchas personas, pero no logro tener más clientes”.

Tienen razón. Tener un sitio web no basta. Tener una campaña de atracción de clientes (incluso si es la mejor nunca antes hecha), no basta. Es necesario que las personas que lleguen a la página sepan qué hacer y que les guste hacerlo.

Un sitio web va a influenciar a sus usuarios, les da claves de cómo debe ser usado. Al mismo tiempo, los usuarios nos van a contar si esa es la forma correcta de hacerlo.

La Experiencia de Usuario (UX): el viaje

UX

La UX es un viaje que se debe disfrutar

La Experiencia de Usuario (UX) es el conjunto de tareas que se enfocan a que un producto tenga un uso disfrutable. Debe cumplir las necesidades exactas de sus clientes de una forma sencilla y elegante. Pero al mismo tiempo debe causar gusto usarlo.

El principio básico de la UX es adelantarse a las necesidades de las personas. Para ello es necesario conocer bien al usuario para facilitar información adicional.

Puede ser algo tan sencillo (y personalizado) como iniciar sesión en un programa o app con un saludo usando el nombre de usuario.

Algo más funcional es un recordatorio de llevar paraguas porque se pronostica lluvias en la tarde.

¿Dejó un producto en el carrito de compras? Un correo de recordatorio para finalizar la compra.

A un nivel de procesos la idea de la UX es simplificar. Formularios cortos, pocos clicks para lograr un objetivo y recordatorios constantes de por qué el usuario está haciendo esto.

La Interfaz de Usuario (UI): los colores y las formas

UI

La UI: color, orden, digramación que dan embellecen la experiencia

La UI se refiere cómo se ve, cómo se siente un diseño. Se trata de la presentación y la interactividad con el sitio web. Los colores, las formas reconocibles de los elementos:

  • Botones
  • Menús
  • Diagramación de fotografías y textos
  • Jerarquías de títulos para ordenar contenido
  • Tipografía

Se basa en las experiencias previas de las personas. Mientras la UX se basa en el sentimento general del proceso, la UI es la que permite que haya una interacción.

La Interfaz de Usuario (UI) complementa la lógica de comportamiento que se ideó en la Experiencia de Usuario. No son ideas intercambiables, cada una se refiere a cosas distintas: la UX es la estructura en gris, el UI le da color y texturas.

Manténgalo sencillo: no nos gusta pensar

Un consejo muy común en todos los ámbitos de la vida es “no inventar el agua tibia”. Consiste en basarse en el conocimiento previo y en cómo las personas están educadas. Tiene que ver de qué manera estamos condicionados a comportarnos, debido a nuestra experiencia.

Hay ciertos conocimientos que, a nivel de procesos de pensamiento y comportamiento, se vuelven automáticos. Es decir, se ve algo y se actúa (o se comprende algo) “sin pensar” porque permite ahorrar tiempo y esfuerzo.

Todos sabemos lo que significa estas dos imágenes:

Barras de búsqueda

Es fácil comprender qué hacer con este tipo de elementos: escribir acerca de la información que se desea acceder. Salvo algunas modificaciones, el diseño sigue siendo el mismo.  Las personas ya aprendieron lo que ese diseño significa y saben perfectamente qué hacer.

Es un ejemplo de cómo la Experiencia de Usuario (UX) y la Interfaz de Usuario (UI) trabajan de la mano.

Cuando se realizan cambios significativos del diseño es muy posible molestar a los usuarios. Por eso es que “todos odiamos“ cada actualización de Facebook (en UI). Nos obliga a modificar nuestras conductas para adaptarnos.

Cada vez que se hace un cambio sería castastrófico si no se mantuviera, en esencia, la misma funcionalidad (en UX). Se agregan funciones y experiencias, pero no se modifica la principal.

Al final, el conjunto de pequeños cambios en el tiempo va a crear un sitio y una experiencia distinta a la original. Pero si se realiza una modificación fuerte (como un sitio web sin menú) es muy posible que los usuarios lo resientan de tal forma que dañe la imagen de la marca o empresa y la empatía que se pueda tener.

El usuario vive más allá de un sitio web

Conocer los clientes

¿Quiénes son sus clientes, qué buscan, qué aman?

La Interfaz de Usuario (UI) y la Experiencia de Usuario (UX) van más allá de un sitio. Es un proceso activo que requiere conocimiento e información del usuario.

  • La ubicación del usuario
  • El género del público principal,
  • Las necesidades que buscan resolver
  • Los gustos específicos
  • El comportamiento en el sitio

Comprender estas características permite saber qué hacer. La Analítica Web le dará la información para conocer mejor a sus clientes.

Nos ayuda a diseñar una UI agradable y a idear la forma en que la UX se va a desarrollar. Permite elaborar un plan para saber cuándo y cómo hacer notificaciones más allá del sitio.

Es posible establecer los canales de comunicación más adecuados para atraer público a la página. Ayuda a establecer un tono de conversación y a mantener el contacto después de haber visitado.

Este contacto continuo por un mayor tiempo permite mejorar la tasa de conversiones. Una experiencia agradable es recompensada con mayor interés del público por conseguir lo que la empresa o marca ofrece.

¿Qué le parece esta explicación acerca de la UX y la UI? Deje su comentario, estoy interesado en saber su opinión.