5 ideas para un mejor Marketing de Contenidos y evitar el bloqueo7 min read

Pasa muy a menudo. Hay que crear una estrategia de Marketing de Contenidos: redes sociales, blog, alguna landing page… ya sabe, todo el paquete.

Se sienta frente a la computadora dispuesto con un montón de posibles ideas, pero justamente al teclear la primera letra… ¿Qué voy a escribir? ¿A quién?

Los objetivos de la campaña están claros, se tiene una idea del público meta a quien se busca impactar y se conocen las metas que se buscan con la campaña. Se ha estudiado el producto, se sabe qué hace, cuáles son los beneficios que le da a sus consumidores.

Pero nada. Ni una sola línea. Ha navegado en internet, ha visto muchos, ¡demasiados! memes… sobre todo de gatos. Y aún no se le ha ocurrido nada.

¿Cómo evitar este bloqueo? Lea estas 5 ideas para escribir de forma más fluida y sin que le tome más tiempo del necesario. –¡Ni le cause estrés!

1. Construir un “buyer persona”

Es distinto tener un “público meta“ a tener un buyer persona. El público es pensar en un grupo general de a quienes se está dirigiendo. Es un segmento de la población enfocado.

Formulario para freebies

Pida la información que requiera a sus clientes a cambio de cosas que a ellos les encante, como hace Hubspot con sus freebies

En cambio, el buyer persona le ayuda a personalizarlo y a elaborar una campaña de Marketing de Contenido mucho más cercana.

Para ello es necesario recopilar toda la información posible:

  • Usando formularios
  • Entrevistas
  • Focus Groups

Una manera de persuadir a las personas de participar es ofreciéndoles freebies que les encantarán. No necesariamente se hace necesario contactarlas. Puede ofrecerse un whitepaper o un trial que antes requiera de un formulario de inscripción.

La Analítica Web también le da información para entender aspectos del comportamiento para tener una visión más amplia del buyer persona.

Lo más importante de todo es asignarle un nombre: Pedro Recursos Humanos o María Ingeniera en Sistemas, por ejemplo. Es así como se logra una mayor empatía y se pueden imaginar no solo contenidos, sino medios a través de los cuales la buyer persona consumiría el contenido.

Es más fácil dirigirse a alguien que a un segmento de mercado. Lo recomendable es que usted escriba el perfil del buyer persona y revíselo constantemente, para no perder el estilo y para comprobar que esté siempre actualizado.

2. Analizar la competencia

Comprender qué se está haciendo para tomar decisiones: ¿qué se puede replicar? ¿Qué cosas no hacer? Es importante que la marca y la empresa se muestren originales, pero sin “inventar el agua tibia”.

investigar la competencia

¿Qué dice, qué hace su competencia?

Lo importante de una revisión de la competencia es que permite observar aciertos y errores. También en los comentarios de las personas se pueden obtener ideas o temas que no se han tocado.

Es posible encontrar nuevos usos que los consumidores han encontrado al producto al prestarle atención a las interacciones.

Al conocer la forma en que las marcas hablan a sus consumidores le ayuda a hacer más creíble su buyer persona y a no parecer que le está hablando a alguien más. Y esto puede crear ruido en el mensaje.

3. Centrarse en las personas

A los consumidores no les importa su empresa o su producto. Para un consumidor lo más importante es él mismo. Un cliente busca dos cosas:

  • ¿De qué forma voy a sentirme mejor con una marca?
  • ¿Cómo va a satisfacer la necesidad que tengo?

La clave es humanizar el mensaje. Muestre los beneficios que ese producto le da a sus consumidores. Las formas en que su vida mejora o se potencia más allá de comprar.

O puede centrarse en la experiencia de compra y centrarse en cómo ser parte de una comunidad. Mostrar que no se está solo, hay otros que eligieron lo mismo que el consumidor y su decisión fue la acertada.

crear comunidad

El ser parte de un grupo para un consumidor es muy importante, como cuando se es adolescente

Comprender, además que en el proceso de compra lo que los consumidores buscan es ser mucho más interesantes o atractivos o populares o… simplemente buscan dejar de preocuparse por algo.

Es allí donde se logran crear historias de búsqueda, deseo y triunfo atractivas, empáticas que logren atraen y retener clientes.

Por ejemplo, veamos el caso de Old Spice y Heineken. Un desodorante para adultos que durante un tiempo se le veía como un producto de señores. Y una cerveza, que por lo general tiende a ser un elemento de socialización.

Old Spice da una bienvenida a la pubertad con todo lo oloroso y vergonzoso que es y con todas las dudas que se puedan tener.

Heineken se ha especializado en ofrecer anuncios graciosos enfocados vivir experiencias distintas, dejando de lado lo aburrido de lo convencional.

Quizá una de las más impactantes ha sido, volviendo sobre la idea de la cerveza como elemento de interacción, estos anuncios sobre unir personas con distintas posiciones políticas e ideológicas completamente distintas a realizar acciones conjuntas y conversar. La cerveza tiene un papel importante, pero es la forma en que resuelven sus diferencias el mensaje más fuerte.

4. Relevancia del mensaje

La relevancia puede ser estacional (el clima, las fechas especiales) o motivada por algún evento que tomó mucha importancia. Como el famoso caso de las Oreo y “You can still dunk in the dark“.

Por supuesto, la relevancia también se trata de conocer bien al cliente, saber en qué etapa del ciclo de venta se encuentra. Para ello debemos tener claro

  • Cuáles son los objetivos de nuestros clientes
  • Las metas que se proponen
  • Las cosas que tenemos que hacer y decir para que ayudarles a cumplir sus objetivos y alcanzar o superar sus metas

De lo contrario se tratarán el Marketing de Contenidos tendrá mensajes que en el mejor de los casos considerarán interesantes, pero no atractivos.

El esfuerzo debe ir en función de lo que la empresa o marca debe hacer para lograr alcanzar a sus clientes, no al revés. Los clientes buscarán y encontrarán los productos que se ofrecen, siempre que se haya hecho un contenido que para “ser encontrados”.

No se trata sólo de Google Ads o de post en Facebook sino que en efecto se construya una serie de argumentos que persuadan al visitante que se llegó al lugar correcto, que es seguro preguntar por más información o, mejor aún, realizar una compra.

5. Plan de Marketing de Contenidos

Una estrategia de Marketing de Contenidos se agiliza no solo sabiendo de qué hablar, sino cuándo hacerlo. Establecer los días y los temas, además de cuál es la persona responsable.

Le permite ahorrar tiempo desarrollando de antemano los contenidos y no va a perder tiempo y tranquilidad tratando de encontrar qué decir. En caso de que surja algún evento imprevisto tiene chance de ocuparse de eso.

Ayuda a tener una visión de conjunto y pensar su estrategia de Content Marketing de una forma más global. Es ir más allá de un conjunto de posteos sino desarrollar una narrativa estructurada que tiene una lógica en su totalidad pero que cada mensaje sea completo en sí mismo.

En el plan de contenidos deben estar presentes todos los elementos anteriores. Las ideas anteriores se centran en qué hacer, es un trabajo muy “interno“ y en el plan es donde se ponen en práctica hacia “afuera“, al público.

Menos estrés con un plan

Un plan de Marketing de Contenidos le facilita la vida

El contenido es una conversación

Es por eso que es de gran importancia lograr establecer un contacto con los lectores, clientes y visitantes. De esta forma se crea conocimiento y contenido en conjunto y por eso, me gustaría saber qué comentarios tienen sobre este tema.

Si lo que le interesa es una consulta sobre el contenido de su sitio web o de su campaña de contenidos, contáctenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adrián Solís
Más posts de